Deberíamos pensar siempre en nuevos comienzos cuando se acaba una época, recapacitar sobre si un final o una mala noticia puede ser una oportunidad diferente. Tendríamos que saber aprovechar esas puertas que se cierran para hacer leña y prender el fuego de nuevas ilusiones. Tratar de ver el lado positivo de lo que nos parece un desastre, arreglar el caos en nuestro favor. No desmoralizarnos sino volver a levantarnos o al menos luchar por guardar el equilibrio.

Todo esto debería aplicármelo a mí misma también, sobre todo cuando la moral flaquea o se me resbala entre los dedos. Llegan tiempos de cambio, tiempos de reflexión y de tomar algunas decisiones. Llega también un final que da paso a un nuevo comienzo que no sé qué camino trazará. Y tal vez el sendero sea más sinuoso, o quizá marque una línea recta que me conduzca hasta una salida cercana. Aún no lo puedo saber. Tengo algunas certezas pero sobre todo mucha incertidumbre, y he cargado la mochila de víveres para poder sobrevivir, por si me pilla la tempestad.

0

Compartir Entrada
Nací en Madrid a mediados de los años 70 y desde muy pequeña mostré mi afición a la escritura a través de cuentos y novelas cortas. Licenciada en periodismo, pero me defino a mí misma como "comunicadora digital". En 2013 publiqué mi primera novela: "Fotografiar la lluvia" (Algón Editores), y en 2014 recopilé diversos relatos propios en la antología "Lo que encontré en un cajón", disponible en Amazon. "Neurogénesis" es mi segunda novela (ed. Algón Editores, 2015)

relacionados entrada

3 Pensamientos en “Tiempo de cambio

Comentarios

Tu correo electrónico no será publicado. Nombre/Email requeridos*

Puedes usar estos HTML tags y attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>