¿Qué es el miedo?

Según la RAE, proviene del latín metus ‘temor’. 1) Angustia por un riesgo o daño real o imaginario; y 2) recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

Hay a veces más miedo que vergüenza, un miedo insuperable, o incluso cosas que están “de miedo”.

Miedo

Si lo buscamos en Google aparece: nombre masculino. 1) Sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. 2) Sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea.

Miedo

Según la wikipedia, emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.

Miedo real: Cuando su dimensión está en correspondencia con la dimensión de la amenaza.

Miedo neurótico: cuando la intensidad del ataque de miedo no tiene ninguna relación con el peligro.

Miedo físico, miedo psicológico, miedo social y cultural… ¿Existe el miedo o solo es un estado mental?

Hay diferentes enfoques sobre el miedo adecuadas a las diferentes percepciones, que a su vez son personales. Es probable que yo no sienta el miedo de la misma manera que vosotros.

¿Cuándo el miedo se convierte en terror?

Tenemos miedo a muchos factores, a muchas situaciones, a numerosos sentimientos. A veces tenemos miedo a soñar, o miedo a no despertar. Podemos tener miedo a amar, o a no saber hacerlo, a no ser correspondidos, a sentirnos perdidos, abandonados, despreciados, ignorados, ninguneados, vapuleados… Hay infinidad de miedos, a veces son solo leves temores y otras llegan a rozar el pánico.

Miedo

El miedo puede paralizarnos e impedirnos hacer lo que queremos, puede anular nuestros sentidos, nuestra capacidad cognitiva, incluso nuestros recuerdos o nuestra visión de futuro. El miedo puede obligarnos a permanecer estáticos, a no luchar, a quedarnos en nuestra burbuja deseando prolongar nuestro volátil estado de confort.

El miedo puede hacer que nos enfrentemos a personas o situaciones que quieren pinchar esa burbuja o sacarnos de nuestra posición de comodidad, a veces optamos por discutir o girar la cara antes que enfrentarnos a los problemas reales, o luchar por nuestros sueños. A veces nos ciega y aunque seamos consciente de la venda que tapa nuestros ojos, nos quedamos estáticos. Miedo al fracaso, miedo al cambio, miedo al qué dirán…

Hay infinidad de tipos y grados de miedo, siempre con un factor en común: la inmovilidad.

0

Compartir Entrada
Nací en Madrid a mediados de los años 70 y desde muy pequeña mostré mi afición a la escritura a través de cuentos y novelas cortas. Licenciada en periodismo, pero me defino a mí misma como "comunicadora digital". En 2013 publiqué mi primera novela: "Fotografiar la lluvia" (Algón Editores), y en 2014 recopilé diversos relatos propios en la antología "Lo que encontré en un cajón", disponible en Amazon. "Neurogénesis" es mi segunda novela (ed. Algón Editores, 2015)

2 Pensamientos en “Reflexión: Miedo

  1. Estefanía says:

    Yo no creo que el factor común a todos los tipos de miedo sea la inmovilidad.
    Para mí la inmovilidad está en el miedo extremo, en el pánico, pero no en algo por lo que sientes temor, que más que miedo a grandes rasgos lo definiría como desconfianza o algo así, que viene provocado por el desconocimiento en muchos casos, quizá por la timidez de la persona, o por la inexperiencia entre otras cosas y en estos casos no paraliza, uno no se queda inmóvil la mayoría de las veces que tiene estas sensaciones, de ser así nunca nos tiraríamos a la piscina, no nos arriesgaríamos a hacer cosas, tomar decisiones, etc.
    Por cierto, me ha gustado la entrada, aunque discrepe y haya soltado este tostón.
    Un beso.

    • Lluvia Beltrán says:

      Yo sí que creo que la inmovilidad sea un factor común, la verdad, no hace falta entrar en pánico, basta con que tengamos temor a un cambio u otro motivo para que prefiramos “quedarnos como estamos”. En mi opinión es lo que sucede con mayor frecuencia, es eso de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” que muchas veces nos impide avanzar… De todos modos, el texto es fruto de una ida de olla como consecuencia de los resultados de las elecciones, y tiene esa doble lectura que no quise especificar para que cada uno lo interpretara a su gusto 😉
      Gracias por tu comentario, morena :-*

Comentarios

Tu correo electrónico no será publicado. Nombre/Email requeridos*

Puedes usar estos HTML tags y attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>